miércoles, 28 de noviembre de 2018

SCUMBAG MILLIONAIRE – Speed – 2018


Hace poco, en una entrevista a Hellacopters para la Tv pública española escuchábamos a Dregen decir que uno de los motivos por lo que desde Suecia sale tanta banda de rock de gran nivel, es que intentar ganarse la vida de esa manera no es un estigma, allí si dices  que quieres tocar la guitarra nadie te dice “búscate un trabajo”.  Y bendito sea este particular, ya que tenemos la oportunidad de disfrutar de un sinfín de bandas, como por ejemplo estos Scumbag Millionaire.


Desde 2014 dando cera, estos cuatro jóvenes de Gotemburgo presentan su primer “larga” duración, Speed. Y para no desaprovechar el nombre del Lp, disparan en  poco más de media hora de high energy rock and roll  cargado de punk, once cortes directos y sin descanso, como si de uno de sus directos se tratara. 

Mis bendiciones por ese formato de discos que no superen los cuarenta minutos que tanto se echa de menos.  Dos minutos de media por tema, con esa pegada del punk, pero con la huella del estilo marca de la casa que aportan las bandas Suecas al rock and roll. Es inevitable transportarte a los primeros discos de Hellacopters,  que pienso, lejos de ser un hándicap, es un aliciente para escuchar este trabajo. Ya sabemos “It’Only Rock’n’Roll, But I Like It”. Complicado resaltar un tema ya que los suecos no paran de descerrajar pepinazos de rock directos a la yugular,  pero si es cierto que cuentan con una peculiaridad dentro de lo directo y conciso de la propuesta,  los cerca de siete minutos de “Get In The Van” que cierra el disco, donde bajan un par de marchas para facturar un tema más pesado que veloz, aunque dentro del sonido general del disco.


A veces es gratificante disfrutar de este tipo de rock sin complicaciones ni elaboradas estructuras para los temas, rápido, sucio y sin especulaciones, pero derrochando calidad, que no es excluyente de ninguna manera. Mi nota para este artefacto, un 10.