miércoles, 20 de junio de 2012

Bruce Springsteen, Madrid, 17/06/2012


Después del agotador fin de semana asistiendo al ARF'12, mi amigo Isue con el tiempo justo para dejar las cosas en casa partía hacia el concierto del Boss en el Bernabeu, y le pedí que me escribiera unas palabras sobre sus experiencias, cada vez son mas los amigos que se prestan a dejar sus experiencias y sabiduría en este mi humilde espacio,  y bueno, aquí dejo lo que nos ha preparado;


No ha sido el mejor concierto que yo he visto de él y su banda, pero ¿será el último?. 3 horas y 45 minutos del show de un mago veterano del directo, de un Predicador Indignado del Rock a una Squire pegado, del Mandrake del Soul, de un prestidigitador country de origen proletario que se hace mayor, consciente del paso del tiempo, sabedor de que las fuerzas se agotan, que hipnotiza al público con la fuerza de sus números en escena, sus canciones, en un show que recuerda al abismo, la montaña rusa de última generación, alternando, de forma inteligente, sus ultimas canciones críticas con los verdaderos culpables de esta crisis financiera mundial, con canciones de todas sus épocas, con la suficiente dosis justa de entrega para evitar que el espectador caiga en la apatía, un mago capaz de sacarse de la chistera a su viejo colega de NJ "Southside Johnny" para la versión de "Talk to Me", cómo rendir homenaje a Wilson Pickett en "6345789" , o a Moon Mullican en "Seven Nights to Rock", o el "Twist and Shout" de Phil Medley, o de ceder el protagonismo necesario a sus hermanos de sangre, sus viejos compañeros de viaje, lo que queda de la E Street Band, a los coristas y a la sección de viento que le acompaña (mención especial para Jake Clemons, el sobrino del fallecido Big Man, un multiinstrumentista capaz, pero que no logra olvidar a su tío). Llegó el final del abismo, los números famosos enardecieron a las masas, publico variopinto a más no poder, dejando para el final la gran sorpresa de todas las noches: esa maravilla llamada "Tenth Avenue Freeze Out"...al final de la estrofa, "...ad the Big Man joined the Band", justo antes del sólo de saxo, se hizo el silencio absoluto, apareciendo en las pantallas imagenes, recuerdos de instantes vividos, un homenaje al Ministro del Soul caído, The Big Man, Clarence Clemons. Y el Houdini del Rock finalizó su show, y su mirada nos dijo que ya nada será igual.


TEXTO; Master Isue

2 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Menudo bolo del Boss, lastima no haber asistido!
Un saludo

Mr. Sabbath dijo...

Tsi; Por lo visto el mas largo de su carrera, o eso se rumorea.

Gracias por participar.

Saludos!!!!