lunes, 28 de junio de 2010

Por favor, no me rompas mucho la entrada.



Cuantas veces no se ha repetido esta frase u otras parecidas antes de acceder a algún festival, pabellón, estadio o sala donde íbamos a asistir a un concierto. Seguro que no todos, pero a la mayoría nos gusta guardar nuestras entradas en las mejores condiciones posibles, como un fetiche rockero, coleccionarlas, enseñarlas a tus visitas, o incluso usar algún tipo de marco para exibirlas en las paredes de nuestras casas. Y cuantas veces, el empleado que esta en la puerta "picando" entradas hace caso omiso a esta petición, y te destroza la entrada. Este fin de semana, a parte de ver a AC/DC en Sevilla, he asistido a otro de estos capítulos incompresibles de destrozo intencionado de una entrada para un concierto. Uno de mis amigos que accedía al recinto junto a mi, le pedía a la señorita de la entrada con mucha educación que no le rompiera mucho la entrada, y ni corta ni perezosa le rajaba quitando una tercera parte de papel. Esto no hay quien lo entienda. Comprendo que son trabajadores, y que no van a aguantar nuestros caprichos, pero, también tienen que contar, que nos cobran no solo la entrada, si no los gastos de distribución, cuando en ocasiones las compramos nosotros por internet, y las retiramos de cajeros automáticos, que vamos, parece que compras las entradas en Ikea. Por lo que no solo tienes derecho a disfrutar de un concierto, si no a conservar dicha entrada para hacer lo que nos plazca con ella. ¿Los motivos? Quien sabe, he barajado varias opciones. Amargor: este tipo de personas no quieren currar de esto, y no les queda mas remedio, por lo que desarrollan su trabajo sin ninguna motivacion, haciéndolo mal por desgana. Frustracion: Le gustaría estar disfrutando del show, en lugar de estar de plantón, y por lo tanto te rompe la entrada para que te jodas, hablando en plata. Rencor: Algún rockero/heavy le mangoneaba o pegaba en la infancia, y piensa que esto es una buena venganza. Falta de hervor: sobre esto no voy a comentar nada, creo que se entiende. Sean cuales sean los motivos, a los que nos gusta coleccionar nuestras entradas no solo tenemos que luchar con los inconvenientes de transportarla hasta el recinto, y que aguanten las horas de calor y posibles derrames de liquido, también tenemos que tener suerte que nos toque el puerta comprensible, y que solo te rompa una esquinita de la entrada. Para cuando aprenderemos del resto de Europa, o norte america, que con un lector pasan el código de barras y puedes entrar sin que nadie toque tu ticket.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo iba con mi hermano, una amigo, y mi cuñado (tu primo), testigos fueron que le dije a la señorita (por decir algo) que por favor que aunque fuese una entrada fea, era mi entrada y ademas ponia AC/DC, que no me la rompiera mas de la necesario. La contestacion, tajante:"Te la rompere igual que a todos".
Menos mal que no fue mucho, menos de un tercio.
Aun asi, ya le vale a la colega. España no sabe lo que es un codigo de barras, a esta gente se la suda mucho todo.
Cada vez estoy mas cansado de esto. Trabajo, estudios, musica ... etc
En el futuro me preguntaran porque me fui.
Mi respuesta sera tanjante:"Esto es una mierda y estoy hasta los huevos".
Y ahora, otra cosa completamente diferente
Euclydex

GorDT dijo...

Cuñado de mi primo: Esto es digno de estudio, incluso de hacer una tesis. Que les pasa? Tanta mania nos tienen? En fin, que nada se puede hacer, nada mas que tener suerte, nunca te rompan mucho la entrada,y si lo hacen, tener paciencia para no montar un pollo y que encima te quedes sin ver el concierto.

Gracias por participar.

Saludos!!!

Madame de Chevreuse dijo...

Qué tía más borde. El respeto al público de conciertos brilla mucho por su ausencia, empezando porque pequeños detalles como ese.
Baci e abbracci

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Amargados/as hay en todas partes, yo voto por esa opción. Entiendo que es un curro muy monótono, pero eso no es culpa de la gente que se ha gastado una pasta en poder ir al concierto. Guardar las entradas creo que es algo que hacemos todos, pero bueno, el concierto no hay quien te lo quite.

ROCKLAND dijo...

Yo soy muy tikismikis para ese tipo de cosas. Suelo siempre avisarles de que no me la corten mucho. Si lo hacen por el medio me puede dar algo!

Saludos.

Dr. Quatermass dijo...

si, como no, gran situación de pánico, cada vez menos con las entradas de impresora o tipo servi-caixa, pero recuerdo auténticas obras de arte de entradas que daba pánico lo que el garrulo de turno iba a hacerles. Afortunadamente, en la mayoría de ocasiones, le rompen solo una puntita. De todas maneras es cuartomundista que andemos rompiendo papelitos en el siglo XXI, aunque bien pensado, si para entrar me leen un chip o me hacen un escaneo de retina, me quedo sin el fetiche en papel. Casi que lo dejen como está...

KARLAM dijo...

Antes sí que solía decir que no me la rompieran mucho pero ahora ya no tanto. Soy menos fetichista en este aspecto y suelen ser mas respetuosos con esto en los sitios que frecuento para ver conciertos. A parte que las entradas ya no son lo que eran en la mayoría de los casos, ahora se ahorra papel y tinta de color.

En fin, que te entiendo y me solidarizo contigo.

Un saludo!

nortwinds dijo...

yo tambien soy muy especial para eso y alguna vez he tenido unas palabritas con algun ***** que se puso borde o quizas yo me puse demasiado borde, en fin, joder amigo, algun rockero no las guarda como reliquias

saludos

GorDT dijo...

Madame: Y he puesto este ejemplo por ser el mas cercano. He visto cosas mucho peores. A veces nos tratan como ganado.

Aitor: Asi me gusta Aitor, posicionandote. Al final es mejor resignarse, porque si te cabreas, y se te escapa de las manos es justamente el concierto lo que te pueden quitar.

Rockland: Lo suyo es que apenas las toquen, solo una simple rajita o marca. En San Mames para AC/DC la rajo con tanta delicadeza que no le quito ni una parte, y apenas se nota la marca.

Dr. Quatermass: Eso si que es verda, cada vez son mas horribles las entradas. Pero estoy contigo, prefiero el fetiche guradado antes que pasando la tarjeta de credito con la que has pagado puedas entrar.

Karlam: La mayoria de las salas pequeñas de Madrid cuidan mucho es aspecto, suele ser en grandes eventos cuando contratan a cualquiera para la entrada.

Nort: Lo extraño que alguno no los haya atizado ya. Pero bueno, la violencia no lleva a ningun sitio. Y estoy convencido que todo rockero guarda la entrada cual trofeo. Pero he dejado la duda para no generalizar.

Gracias a los seis por participar.

Saludos!!!!

David González dijo...

Me uno a los comentarios de por ahí arriba...desde que la impresión de entradas es tan impersonal no me preocupa tanto que me corten más o menos. Y eso que las guardo todas como un tesoro...
http://picasaweb.google.es/wakajawaka7/EntradasDeConciertos?authkey=hK3QCS6LByQ#
Saludos.

GorDT dijo...

David Gonzalez: Es muy cierto que ya parece mas un recibo que una entrada par aun concierto. Es mas, a mi me han llegado a dar ticket como el de las maquinas registradoras para entrar a un concierto. Buena coleccion de entradas tienes, de muchos estilos distintos tanto en lo musical como en el diseño.

Gracias por participar.

Saludos!!!!!

Perem dijo...

Bueno, por desgracia no me sorprende nada lo que acabo de leer. Posiblemente las horas que esta señora tiene que estar trabajando, la poca remuneración que recibe por su trabajo, y cosas por el estilo, hace que este hasta las narices de todo y cuando alguien le comenta eso de la entrada, la rabia que tiene dentro hace que actúe de esta manera. No es un caso único y por desgracia, cada vez mas va a ser habitual comportamientos como estos.

Saludos.

GorDT dijo...

Perem: Bueno, si, es la razon mas logica, y no las que yo he puesto a modo de broma. Pero para mi sigue sin ser motivo para fastidiar asi a una persona que educadamente le pide que no le rompa la entrada. Todos tenemos problemas en nuestros trabajos, por lo menos el que suscribe, pero o la tomo con mi jefe o me fastidio, pero cargar contra otro estaria feo. Aun asi estoy contigo en que cada vez va a ser mas frecuente por motivos de lo mal que esta la situacion economica de muchos.

Gracias por participar.

Saludos!!!

Juan-Luarca dijo...

Pues hay una forma de la que nadie ha hablado,que no estropea tanto la entrada y que es mucho mas economico que andar poniendo codigos de barra.El mitico agujereador de los revisores.Le hace un agujerito pequeñin en una esquina,la entrada queda inutilizada,e incluso es mas facil que romperla con las manos.En una ocasion a una chica que me toco a mi, le resulto casi imposible romper el papel de la entrada.O estaba muy flojeras o a mi me habia tocado la entrada de carton,pero la pobre sufrio(de esto hace mucho)
Sobre el fetichismo de las entradas, pues a mi me gusta tenerlas guardaditas, cuanto mas sanas mejor.

WOOD dijo...

En una ocasión también tuve una pirula con un cretino al que le advertí con educación que no me rompiera mucho la entrada e hizo caso omiso. Al final se disculpó pero me fui con la entrada rota. Abrazo.

GorDT dijo...

Juan-Luarca: Pues he de reconocer que es una idea buenisima, sencilla y que por supuesto no se me habia pasado por la cabeza. Seria una buena solucion. Pero claro, deberian encarecer el precio del ticket para comprarle picadores de esos a los empleados. Jeje.

Wood: Si, una vez sucedido la catastrofe ya puede disculparse lo que quiera, te quedas con un mosqueo divino.

Gracias a los dos por participar.

Saludos!!!